Blog

Es que estaba prohibido firmar con sangre

Hace algunas semanas una persona me pidió que le ayudara con una carta de recomendación para su nuevo trabajo.

La escribí, y se la mandé.

Me contactó nuevamente. Que le habían regresado la carta, porque venía firmada con pluma negra. Que la firma tenía que estar en tinta azul.

Esteeeee….¿y porqué? ¿Qué diferencia puede hacerle a quien revise el documento, si la firma está en un color u otro?

Fui a preguntarle a Google, a ver que opinaba. Y me topé con que efectivamente, hay una “tradición” – por así llamarlo – de instituciones que piden que las firmas estén en un determinado color.

Seguí intentando investigarle (¿qué le hago? Me dio mucha curiosidad el tema), y una cosa sí encontré: que no parece haber una causa muy racional detrás de este requisito. Leí por ahí que en muchos lugares no permiten que se firme con tinta roja por una tradición religiosa (la prohibición original era que no se firmara con sangre) o cultural (se consideraba de mala suerte firmar con rojo). Sobre el azul, encontré un comentario de un abogado en EUA que alegaba siempre pedirle a sus clientes que firmaran en azul, porque así era más fácil para él identificar cuáles eran los documentos originales y cuáles eran las copias (esto sí me hizo algo de sentido).

Mi conclusión: seguimos haciendo cosas que no tenemos idea de porqué las hacemos. Las exigimos (y/o las permitimos) sin siquiera detenernos a pensar de qué sirve que lo hagamos.

Lo problemático del caso es que aferrarme a “requisitos” sin sentido termina por limitarme innecesariamente. ¿Cuántas cosas estaremos haciendo – desperdiciando tiempo o recursos – que no sirven para nada? Se me vienen a la mente la cantidad de papeles y copias que solicitan para trámites….y que seguramente van a parar nada más a archivos y archivos. Sin sentido.

¿Cuáles son mis necedades “de pluma azul”? Seguramente tengo muchas, tanto en mis nuevas empresas como en mi vida personal. ¿Qué me estoy perdiendo por aferrarme a requisitos o prejuicios sin sentido?

Primer propósito: conmigo, ¡usa la pluma que más te guste!

 

 

 

 

Posted by

Deja un comentario

%d bloggers like this: