Blog

Sí, todavía tengo que ir a la peluquería. A veces.

Digamos que ya no me queda mucho trabajo para darle a los peluqueros. Pero aún así, pues tengo que ir de vez en cuando a que me dan una “rapada”. Nada sofisticado, pero sí soy muy buen cliente: me cobran tarifa completa, por muy poquito trabajo. Y no es que como que me voy a quejar que les quedó mal….

Hace algunos días me tocaba ir. Iba en camino, y vi de reojo una peluquería nueva, que de hecho escuché por ahí que tenía un concepto diferente. Que te tomabas una cerveza, en un plan tipo hipster, vintage, o como le quieran llamar.

Decidí probar.

Peeeero….¿y dónde me estaciono?

Pronto me di cuenta que no había lugar para estacionarme. Me metí a una calle al lado, a ver si me podía parar ahí, pero ni había lugar, y si hubiera habido, era de parquímetro.

Me fui directito a la peluquería de siempre. Con amplio estacionamiento.

A todos nos ha tocado escuchar – o directamente, decirlo – “no, ahí no porque es un rollo estacionarte“, o “ahí no, porque te cobran el estacionamiento“, o algo similar.

Más allá de meterme al tema que si está bien o mal que lo cobren (que al final, SIEMPRE lo cobran, la diferencia es que a veces va dentro del ticket de consumo, y a veces lo tienes que pagar tú directamente, fuera del negocio), para mí el punto relevante es qué tan consciente estás, como emprendedor, de las barreras que le pones a tu cliente.

Y por esto no me refiero que tienes que darle TODO. ¡A nadie le alcanzaría pagarlo! A la hora de diseñar cómo será tu empresa y cómo será tu servicio, vas a elegir unas cosas, y dejar fuera otras. Es lo normal, y de hecho es lo que tu empresa necesita para ser exitosa. No puedes ser una empresa de todo, para todos.

Pero ten cuidado con cómo seleccionar qué quedarte y qué quitar. ¿Qué es lo que más valora tu cliente? ¿Conveniencia o comodidad? ¿Precio? ¿Un ambiente extraordinario? ¿Una súper marca? ¿Sabes qué cosas tienes TAN excepcionales, que tu cliente está dispuesto a aguantarse que no tengas otras? ¿Las tienes?

¿Me vas a quitar el estacionamiento, o me vas a hacer pagarlo por fuera? ¿Qué me ofreces a cambio?

PD: sí, ya sé que me puedo ir en Uber. Y lo hago, a veces, cuando quiero ir a un lugar en el que sé que no me podré estacionar. Pero tengo que tener muuuuuuchas ganas de ir a ese lugar…

________________________________________

¿Conoces bien qué quiere tu cliente? ¿Seguro? ¿Conoces cómo se comporta hoy? Esta información es INDISPENSABLE para ti. ¿Cómo estás armando tu empresa? Búscanos, en Onward Ventures te podemos ayudar.

 

 

Posted by

Deja un comentario

%d bloggers like this: