Blog

Uber es mi competencia

Y la tuya también, aunque no lo sepas todavía. Y no porque yo esté metido en el negocio de los taxis, ni nada similar (incluyendo alimentos a domicilio, ahora en la mira de Uber eats).

A lo mejor tú tampoco lo estás, y por eso no te has percatado del impacto de Uber en tu negocio. A lo mejor trabajas como abogado o como doctor. O tienes un restaurante, o comercializas productos importados, o eres diseñador, o dueño de una fábrica, o desarrollador inmobiliario.

Te tengo una noticia: estás compitiendo contra Uber.

Uber está acostumbrando a mis clientes – y a los tuyos – a transaccionar muy fácilmente. A pedir un servicio presionando un solo botón. A calificarte inmediatamente. A pagar automáticamente (haciéndote sentir, incluso, como si no pagaras). A que sea facilísimo empezar a usar su servicio. A que su herramienta esté todo el tiempo mejorándose, con más detalles y más servicios (antes de que me critiquen: aquí no se trata de decir que Uber es perfecto ni que todo es maravilloso. Como toda empresa, también se equivocan).

Pero sí es una realidad que después de usar Uber, todos queremos que así sean nuestras interacciones con todo lo que compramos o contratamos. ¿O no?

Al comprar mi producto o contratar mi servicio, mi cliente me está comparando – consciente o inconscientemente – con su experiencia al usar Uber.

Y si no es Uber, es el app de Facebook. Que siempre funciona y que siempre tiene información para mí. O el app de Amazon, que sabe qué sugerirme y que me permite comprar algo con un solo botón. O el de Waze, que me da información valiosísima, práctica y fácil de entender. O cualquiera de las otras empresas que entiendo todo esto perfectamente bien.

Probablemente tú no estés en ninguna de estas industrias o segmentos. Probablemente no te sientas amenazado por estas empresas. Y no, en sentido estricto no lo estás.

Te apuesto que tus clientes sí usan estas apps. Seguramente tú también. Estas empresas te están acostumbrando a transacciones inmediatastransparentespersonalizables.

¿En qué negocio estás? ¿Tu servicio, puede hacerse de manera más rápida? ¿Puede ser más transparente? ¿Ya pensaste cómo hacerlo más personalizado?

Si no lo estás haciendo, cada vez que tu cliente pide un Uber, se aleja de ti. Prepárate.

Posted by

Deja un comentario

%d bloggers like this: